Skip to content Skip to footer

Top peores juegos de SEGA Mega Drive según MobyGames – Puesto 10

Heavy Nova es un juego de acción que combina elementos de plataformas con juego de lucha uno contra uno, lanzado originalmente para Sega CD exclusivamente en Japón en diciembre de 1991. Al año siguiente llegó a Genesis únicamente en el mercado norteamericano y a pesar de la notable diferencia de almacenamiento entre el CD y el cartucho casi no hay diferencias. El único cambio perceptible es la ausencia de la voz en la canción al inicio del juego, puede que los instrumentos suenen un poco más “planos” en el cartucho o puede que solo sea mi imaginación. Por lo demás son idénticos, tanto los efectos de sonido como los gráficos, lo cúal más que un mérito a la hora de convertir un juego en CD a cartucho podríamos decir que el formato de disco compacto le quedaba grande. 

La compañía Micronet se encargó de la publicación del título mientras que el desarrollo corrió a cargo del estudio Holocronet el cúal no contaba con experiencia previa, al menos que se sepa. Bignet U.S.A., Inc. se hizo cargo de la distribución en el mercado americano.

El juego comienza con una cinemática bien lograda visualmente acompañada de una canción de buena calidad, la cúal incluye una voz femenina (solo disponible en la versión CD). Sin dudas este es el punto más alto del juego, de aquí en adelante todo irá a peor, fuera de la escena de apertura la banda sonora está bien ejecutada aunque la mejor canción la gastan al comienzo. 

Consideraciones previas:

Tanto la posición en la lista como el puntaje de cada juego está tomado de la web Moby Games y no necesariamente representa la opinión de quien redacta. Tanto la puntuación como el orden de cada juego puede variar con el tiempo ya que se basa en las reseñas de dicha web, intentaremos mantener actualizada la lista. En caso de dos puntajes iguales se coloca en la posición superior al juego con mayor cantidad de reseñas. Los títulos incluidos solo comprenden juegos que hayan tenido lanzamiento oficial en alguna de las regiones y no se incluyen juegos sin licencia, cancelados, bootlegs, hacks ni prototipos. 

Mecánica

La mecánica del juego podríamos dividirla en dos partes, por un lado los niveles que se desarrollan como un juego de plataformas, con obstáculos, trampas y algunos enemigos menores, todos ellos se destruyen de un solo golpe. Por otro lado están las batallas contra los jefes, estas se desarrollan adoptando la fórmula del combate uno vs uno. Claramente influenciado por el rotundo éxito que significó el lanzamiento de Street Fighter II a comienzos del mismo año, aunque debido a lo pobre de su ejecución está mucho más cerca del Street Fighter original. Y con esto no quiero decir que estén al mismo nivel, si bien el juego de lucha de Capcom era bastante tosco contaba con 6 tipos de ataques básicos diferentes y movimientos especiales.

En el caso de Heavy Nova solo hay un botón de patada y otro de puñetazo, y los movimientos especiales son casi inexistentes o imposibles de ejecutar. A la hora de controlar a nuestro robot además de los 2 ataques básicos, podemos “saltar” lo cúal activa unos jetpacks que nos permiten controlar la altura y la dirección mientras estamos en el aire. También podemos correr pulsando 2 veces seguidas hacia adelante aunque no siempre sale, probablemente debido al retardo entre pulsar un botón y que la acción sea ejecutada. Curiosamente contamos con la posibilidad de caminar para atrás haciendo el Moonwalker cuál Michael Jackson, si mantenemos presionado tras los primeros pasos nos damos la vuelta. Esta opción de caminar para atrás se puede deshabilitar desde el menú haciendo más fácil el cambio de dirección, de hecho recomiendo dejar la opción deshabilitada para un mejor control. El principal problema que nos presenta el juego es la latencia en los controles tras pulsar cualquier tecla hay un intervalo de tiempo hasta que la acción se ejecute. Esto sumado a lo ininteligible de sus controles nos lleva a dejar de lado cualquier estrategia de combate y únicamente machacar botones lo más rápido posible. Las animaciones son toscas y con pocos fotogramas lo cual aumenta la sensación de lentitud en la respuesta de los controles y dificulta ejecutar movimientos precisos. La caja de colisiones es un verdadero desastre, hay veces donde claramente hemos conectado un ataque y nada ocurre, esto se nota mucho más a corta distancia. Pegados al enemigo podemos pasar un buen rato lanzando ataques y bailando pasito pa’ lante pasito pa’ tras hasta que alguno de los dos reciba daño. Si combinamos el retraso en los controles, las animaciones toscas y las cajas de colisiones casi inexistentes el resultado es una verdadera porquería, sin lugar a dudas uno de los peores juegos de pelea que he probado en mi vida.

Dinámica

Heavy Nova posee algunas ideas interesantes, si bien los escenarios de plataformas logran romper un poco la monotonía del juego no aportan demasiado a la experiencia general. Aunque nos sirven para subir de nivel a nuestro robot, lo que nos permite desbloquear habilidades, el problema es que si bien se nos informa cada vez que desbloqueamos un nuevo movimiento, no se explica cómo se ejecuta. Lo cúal nos genera mayor confusión, incluso el contratiempo de estar haciendo pruebas al comienzo de la batalla con el jefe con los riesgos que ello conlleva. Este concepto de progresión entre niveles es realmente algo muy innovador para la época considerando que se trata de un juego de peleas. Lamentablemente si bien la teoría es buena no supieron llevarlo a la práctica y termina por aportar poco o nada a la experiencia. De hecho limita más de lo que aporta ya que al comienzo de la partida no contaremos con todas las técnicas disponibles. Probablemente ésto se haya utilizado más bien para nivelar el juego, contaremos con menos técnicas contra los enemigos más débiles y tendremos más opciones contra los más fuertes. 

Otro aspecto curioso, aunque no tan novedoso, es la doble barra, una de vida y la otra de energía. La primera determina la cantidad de daño que podemos resistir, si llega a cero perdemos. La segunda se va drenando a medida que recibimos daño, si alcanza o baja de dos unidades nos quedaremos temporalmente paralizados. Si bien la energía se recupera con el tiempo, es necesario que llegue hasta tres para poder moverse con lo cúal es muy probable que la IA abuse de esto y nos genere daño continuamente de modo de quedar perpetuamente inmovilizados. Para poder volver a atacar tenemos que contar con un mínimo de cuatro, lo que provoca que en muchas ocasiones debamos dedicarnos solamente a esquivar el tiempo necesario para poder volver al combate.

La progresión es completamente lineal, los niveles siempre comienzan con su respectiva sección de plataformas y avanzamos a la lucha contra el jefe correspondiente. El primero de todos obviamente es el más fácil, tiene muy pocos movimientos solo de puños y es incapaz de saltar. A medida que progresamos las secciones de plataformas se vuelven más difíciles al igual que los jefes, los cuales adquieren una forma humanoide, aumenta su número de habilidades y tienen la posibilidad de usar los jetpacks como nosotros. Llegados a la mitad del juego las peleas con estos robots se vuelven extremadamente difíciles, entre los malos controles y los fallos en las cajas de colisión poder acertarles algunos golpes es una tarea titánica. Lo que es peor, si consiguen derribarnos estamos perdidos, el enemigo empezará a realizarnos agarres lo cuales nos bajan muchísimo la barra de energía y nos vuelven a dejar en el suelo. Esto provoca que entremos en un bucle infinito del que no podremos salir ya que antes de recuperar la tercera barra nos volverán a aplicar esta técnica y volveremos al suelo con el medidor en cero. Así hasta morir. 

Si logramos avanzar hasta el final, cosa que yo no he conseguido y tampoco me importa, nos enfrentaremos a un robot igual al nuestro pero color dorado y con las mismas habilidades. En caso de vencer a este último enemigo, nos aparecerá una cinemática bastante menos entretenida que la de inicio y nos entregarán la medalla de “Heavy Nova”.

Para los menos pacientes existe la posibilidad de seleccionar cada nivel o jefe desde el propio menú del juego, lo cuál se agradece ya que nos permite probarlos a todos sin la frustración de tener que soportar una jugabilidad tan horrenda. 

Uno de los aspectos más positivos del juego es la posibilidad de combatir contra algún amigo, si es que somos capaces de encontrar a alguien que desprecie tanto su tiempo libre como para lidiar con esta basura de juego. Además no hay mucho donde elegir, apenas 4 robots ya que los otros 4 son iguales pero de otro color para poder diferenciarlos mejor. Pero bueno, al menos nos vale para poder descubrir cómo se manejan los robots a los que nos enfrentamos en solitario.  

Estética

Aquí no hay mucho que destacar, la estética general es ciencia ficción futurista con un estilo tradicional del anime de mechas de la época. El aspecto de los gráficos es bastante mediocre, puede que no sea el peor pero tampoco llega a ser realmente bueno incluso considerando que es un título de la primer hornada de la consola. Los escenarios son muy genéricos y repetitivos, los jefes de nivel están bien sin destacar pero los enemigos menores son bastante poco inspirados. Las animaciones son toscas y parecen entrecortadas debido a la poca cantidad de sprites con las que cuentan. En este aspecto lo más destacable es su música, la cual sin ser excelente es simplemente buena y con eso le alcanza para destacar entre tanta mediocridad. Eso sí los efectos de sonido son más bien malos, puede que no sean los peores del sistema pero a duras penas se los podría considerar aceptables. Hay que considerar que este juego se desarrolló en 1991 pero incluso en ese año había títulos que se veían y sonaban mucho mejor, vamos que es el mismo año en que se lanzó Streets of Rage o Sonic the Hedgehog por nombrar algunos.


Impresiones finales

Como juego es una verdadera basura, honestamente es de los peores que he jugado en la consola incluso de los peores de todas las consolas. Un apartado estético entre mediocre siendo generoso y realmente malo, con animaciones toscas que parecen ejecutarse con solo un par de fotogramas dando sensación de lentitud. Los controles no responden de forma inmediata, la detección de colisiones desastrosa, da la sensación de que no sabían cómo programarla. En cuanto a la dificultad no llego a determinar si es muy alta o simplemente la combinación de un control horrible, la latencia en la respuesta y lo mal ejecutado de las hitboxes combinadas. Provocando tal incomodidad a la hora de manejar nuestro robot que la experiencia se vuelve exasperante e insufrible. Una verdadera porquería, no lo recomiendo para nada, el único motivo porque lo jugué más de 10 minutos fue para hacer este análisis. Entiendo completamente por qué está entre los diez peores juegos de esta gran consola, lo que no entiendo es como está tan abajo en esta lista. En lo personal lo colocaría sin dudas en el podio de los peores juegos de Sega Genesis / Mega Drive. Afortunadamente esta abominación solo ha ensuciado las góndolas en Estados Unidos. Mi más sincero pésame a quienes hayan recibido este maldito cartucho como regalo, o peor aún hayan tenido la desgracia de pagar por él.

Nuestra puntuación

El juego tiene muy poco (casi nada) que ofrecer, su mayor virtud es intentar incorporar una mecánica innovadora dentro de un juego de pelea. Sin embargo no consigue satisfacer a nadie, ya sea jugando solos o en multijugador el título es feo visualmente, aburrido y sus mecánicas no funcionan correctamente. Como experiencia resulta frustrante y los pocos que la recuerdan coinciden en que se trata de una promesa que no pudo ser.


Gameplay del juego


¿Cómo puedo jugar a Heavy Nova sin consola ni emulador?

Si quieren experimentar el juego por ustedes mismos pero no disponen de una SEGA Genesis o no les gusta tener que descargar y configurar emuladores, existe la posibilidad de emularlo online sin necesidad de descargar o instalar nada. Cortesía de RetroGames.cc pueden registrarse en la web para guardar y cargar partidas desde la nube.